Al igual que photoshop, GIMP trae pocas fuentes de manera predeterminada, por lo que decidí ampliar mi repertorio de fuentes y encontré dos formas de añadirlas al sistema.

Si te preguntas dónde puedes conseguir fuentes para instalar, te recomiendo daFont o Google Fonts.

Método fácil

Hoy en día, GNU/Linux ha mejorado mucho, en la mayoría de distribuciones basadas en Ubuntu podrás instalar nuevas fuentes en tu sistema seleccionando la opción de Instalar en el menú que podemos abrir al clicar con el botón derecho sobre el archivo de la fuente.

Método avanzado

Este método es el que me ha funcionado desde hace mucho tiempo, supongo que seguirá funcionando.

He intentado simplificarlo con estos 5 sencillos pasos:

  1. Descarga las fuentes que más te gusten de daFont o Google Fonts (O en su defecto un pack con unas pocas fuentes).
  2. Mueve los ficheros descargados (previamente descomprimidos) a la carpeta /usr/share/fonts/truetype/ de tu equipo.
  3. Recompila las fuentes escribiendo sudo fc-cache -f -v en la terminal.
  4. Siéntate a ver como lo hace (Si bajaste el pequeño pack que aconsejé, sino quizá ni te sea necesario)
  5. Disfruta tus fuentes.

Si lo vas a hacer en otro sistema operativo que no sea linux, Google podrá ayudarte.