La historia e importancia de la web

Historia e importancia de la web

Aunque podemos extender el inicio de Internet como lo conocemos ahora a finales de los años cincuenta, yo prefiero identificarlo con los años 90, cuando Tim Berners-Lee, ante la necesidad de divulgar e intercambiar información sobre sus investigaciones científicas, desarrollo las ideas fundamentales que estructuran la web.

Él, junto a su grupo, crearon el lenguaje de etiquetas de hipertexto (conocido por sus siglas en inglés HTML o HyperText Markup Language) así como el protocolo para el envío de los ficheros redactados con este lenguaje (HTTP o HyperText Transfer Protocol) y el sistema de localización de objetos en la web (URL o Uniform Resource Locator).

Las etapas de Internet

Me gusta distinguir (por ahora) las dos grandes etapas que diferencian Internet en cuanto al uso que hemos hecho de él a lo largo de su existencia:

La web de sólo lectura
Esta etapa se caracteriza por la gran cantidad de usuarios de Internet que había (estimemos, por poner un número, unos 45.000.000) para tan pocos sitios (como en el caso de los usuarios, vamos a decir un número estimado de 250.000); como se ve, la diferencia es abismal. Además, estos sitios eran desarrollados y actualizados (generalmente) por un profesional, editor o webmaster.

Este tipo de web básicamente se utilizaba para la divulgación de textos científicos o textos técnicos (manuales, tutoriales...).

La web de lectura... ¡y escritura!
Con la revolución de las tecnologías aparecieron lenguajes (en muchas ocasiones complementarios al HTML creado por Tim Berners-Lee) que permitían realizar otro tipo de páginas web con nuevas funcionalidades. Estos lenguajes permiten crear no sólo sitios web sino que es posible crear aplicaciones web para gestionar multitud de cosas (bancos, universidades, correo electrónico, empresas...).

Pero de cara al usuario normal vamos a ver cómo han evolucionado nuestros números: en esta etapa ya contamos con más de 1 billón de usuarios (recuerdo que son números ficticios para entender la importancia y extensión de Internet) y la escalofriante cifra de 80.000.000 de sitios web. Como veis, ambos números han subido considerablemente, pero la diferencia es que ahora ya no contamos con un editor profesional (o un equipo de ellos) que actualizan los sitios web sino que cualquier usuario es capaz de hacerlo. Cualquier usuario puede comentar, agregar o quitar contenido en la web que conocemos hoy en día. Compartir una foto, comentar la de un amigo, escribir un tweet o responder otro, eliminar la foto que hemos subido porque no nos gusta o comentar en blogs, foros y sitios de difusión de contenidos es algo que hacemos todos los días.

Mucha gente llama a esta web (la que tenemos actualmente) la web 2.0; personalmente no me gusta este nombre, simplemente lo veo como una evolución de las tecnologías que permiten que Internet exista y funcione.

¿Qué importancia tiene una web en la actualidad?

Acabamos de conocer al amigo de un primo que es [pon aquí el cargo que quieras] tomando un café en un bar y nos da su tarjeta de visita donde pone el escueto nombre de la empresa, su correo electrónico y un teléfono. Algunos inconscientemente vamos a google y buscamos el nombre de la empresa para ver su sitio web y, en la mayoría de los casos (dependiendo de la persona), si no tiene pensamos un "vaya empresa más cutre que no tiene ni sitio web".

¿Por qué digo esto? Pues porque es lo que la mayoría de usuarios piensan.

Algunas de las razones que doy a los empresarios para que su empresa tenga sitio web son:

Estas son algunas de mis razones para recomendar a cualquier empresa que disponga de un sitio web; y tú, ¿qué razones tienes?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

DARÍO BALBONTÍN FERNÁNDEZ es el Responsable del tratamiento de los datos personales del usuario y le informa que estos datos serán tratados de conformidad con lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 de 27 de abril (GDPR) y la Ley Orgánica 3/2018 de 5 de diciembre (LOPDGDD), por lo que se le facilita la siguiente información del tratamiento: Fin del tratamiento: mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios. Criterios de conservación de los datos: se conservarán mientras exista un interés mutuo para mantener el fin del tratamiento y cuando ya no sea necesario para tal fin, se suprimirán con medidas de seguridad adecuadas para garantizar la seudonimización de los datos o la destrucción total de los mismos.Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos que asisten al usuario: Derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento. Derecho de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos y a la limitación u oposición al su tratamiento. Derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de control (agpd.es) si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente. Datos de contacto para ejercer sus derechos: contacto@dariobf.com.

¡Únete ya a BFLabs GRATIS! Estreno próximamente... Más información