Maquetación HTML y CSS katharsix

Ahora que sabemos HTML5 (porque hemos leído el tutorial HTML5 de Katharsix), ¿qué mejor oportunidad para aprender CSS3?

En esta ocasión avanzamos otro poquito para introducirte en el mundo del CSS (del inglés Cascading Style Sheets u hoja de estilos en cascada).

Un poco de historia sobre CSS

El CSS (nos referiremos así en adelante, para abreviar) es un pseudo-lenguaje usado para definir la presentación de un documento estructurado escrito en HTML o XML (y por extensión en XHTML).

La especificación de este pseudo-lenguaje es formulada por el W3C (World Wide Web Consortium o Consorcio del World Wide Web) que, además, se encarga de establecer los estándares mínimos para así lograr hacer de internet un lugar más accesible.

A día de la creación de esta entrada, el CSS más utilizado es la versión 2.1, aunque la más actual (todavía en desarrollo) es la versión 3.

Ventajas que supone utilizar CSS

Formas de implementación

Hay varias formas de implementar código CSS a un documento HTML:

  1. Hoja de estilos externa: Esta es la forma más versátil y la única que recomiendo; un fichero externo contiene todo nuestro código CSS de manera que es completamente independiente el código propio de la página web de su código de formato.
  2. Hoja de estilos interna: Esta forma es a veces utilizada; consiste en incluir el código CSS en la cabecera del sitio (etiquetas head del documento HTML), concretamente dentro de las etiquetas <style> y </style>
  3. Estilos en linea: Esta es, quizá, la forma menos adecuada, versátil y recomendable de todas ya que vincula directamente los estilos de formateo con el código HTML; cuando una de las principales ventajas del CSS es precisamente separar el código HTML del formateo del mismo (hablaremos más tarde de esto), aunque ayuda bastante a comprender el funcionamiento de los estilos en cascada. Su implementación se hace directamente en las etiquetas HTML con la propiedad style.

Una duda que puede surgir al hablar de estos tres tipos de implementación para CSS, en caso de usar los tres simultáneamente, es ¿cuál tiene más prioridad?. La respuesta es que el navegador interpreta nuestro código (tanto HTML como CSS) linealmente de izquierda a derecha y de arriba a abajo (tal y como leemos nosotros); por lo que si lo primero que hacemos es incluir una hoja de estilos externa, luego implementamos una hoja de estilos interna y posteriormente le damos un estilo a una etiqueta HTML concreta, el estilo que visualizaremos será el de la etiqueta HTML por ser el último que el navegador a leído.

En próximas entregas de este tutorial veremos cómo debemos pensar o mentalizarnos para maquetar sitios web con CSS; también veremos algunas de las estructuras más utilizadas y cómo implementarlas en HTML.