WordPress está caracterizado por muchas cosas, pero sin duda la que más lo hace destacar sobre sus competidores (otros gestores de contenidos como Drupal o Joomla) es su facilidad de uso.

Hay dos formas de utilizar WordPress; ambas muy correctas y, como ya sabéis, siempre intento defender que cada uno utilice lo que mejor le venga, por lo que no pretendo meterme con ninguna en concreto (es cuestión de gustos); simplemente voy a diferenciarlas.

Aunque aún lejos, WordPress cada vez se parece un más (en algunos casos) al dichoso 1&1 mi web de la tele (pincha aquí, arrastra allí y tu página web hecha en un minuto); por lo fácil que es crear casi cualquier tipo de página web con él. Escogemos una plantilla adaptada a la temática de nuestro sitio web, unos cuantos plugins y listo, ¡tenemos una web más que aceptable!

No es un mal uso para quien no tiene mucha idea de desarrollo o diseño web (almenos es mejor que el sistema de la tele) y quiere ahorrarse unos "dineuros", pero dista mucho de la web ideal. Este tipo de páginas web suelen ser poco recomendables por varias razones:

Cuidado, puedo entender que por requisitos del cliente se requiera el uso de una plantilla (y no hay nada de malo en ello), pero edítala... modifica su código y optimízala, hazla tuya quitando todo lo que no te haga falta en ella. Una plantilla puede venir preparada para 50 tipos de sitio web (portolio, blog, magazine, galería fotográfica... el multipurpose que mencionaba antes), de los que tú sólo vas a utilizar dos o tres (blog y, en el mejor de los casos, alguno de los demás).

Por otro lado están quienes usan WordPresscomo un framework de desarrollo web (entre quienes me incluyo) aprovechándose de sus cualidades:

Conclusión

Puedes utilizar un WordPress "out of the box" (como suelen decir) tuneado con plugins y temas que ralentizarán tu web (y la ensuciarán) o puedes utilizar WordPress como algo más, como un framework de desarrollo muy potente que te da muchas funcionalidades ya hechas; pero hazlo de forma inteligente. Preocúpate por lo que necesitas, instalas y haces con tu instalación de WordPress.

¿Y tú, qué piensas?