Aunque parezca un podcast negativo, la intención es totalmente la contraria. A veces hace falta desahogarse, salir de la zona de confort y hablar con alguien externo a tu entorno.

Y eso es lo que vamos a hacer hoy, al menos yo. Tú, como oyente, puedes escucharme. Será una charla profunda, con sentimientos y cosas de esas que nos pululan por la cabeza, a veces.

No suelo escribir guiones para los podcast que hago, tan sólo unas líneas de lo que quiero comentar para que no se quede atrás ningún concepto o idea. Esta es la primera excepción; he tenido que escribir un guión, que ahora mismo estoy leyendo para poder expresar todo lo que quiero decir en este podcast.

Es por esto que está transcrito en las notas del programa, y sólo así me he visto con la fuerza necesaria para grabarlo.

El entorno

Mi vida profesional, aunque estable, a nivel psicológico siempre tiene subidas y bajadas. Estoy en un sector que constantemente cambia, evoluciona y hay que estar autoformándose para no caer en malas prácticas o quedarte obsoleto.

Esta exigencia continua se puede llevar de muchas maneras. Hay a quien le da fuerza, motivación y le ayuda a mejorar. Otros no corren esa suerte, terminan quemándose y cambiando de profesión, buscando alternativas más tranquilas.

Los que estamos aquí somos conscientes de que tenemos que autoformarnos, leer muchos artículos técnicos y hacer muchas pruebas para estar a la última.

Este nivel de autoexigencia, si no sabes regularlo y poner medidas, puede llevarte al agobio.

Ignacio Villanueva ya lo decía en un tuit:

https://twitter.com/IgnaciodeNuevo/status/1001557887422992384

En especial, me quedo con el análisis que hace de la sensación constante de "no saber nada". Y es que, cuanto más aprendes, más profesional te vuelves en un área, más te das cuenta de lo poco que sabes. Sientes una necesidad constante de estar a la última lo antes posible, de querer mejorar cada día, de fijarte objetivos del tipo "Quiero ser como fulanito"; llevándote a ti mismo a la frustración y ansiedad.

Además de esto, existe esa sensación constante contigo mismo que te lleva a pensar que no eres lo suficientemente bueno, que con las contribuciones que haces te vas a delatar y todos van a ver que eres un fraude. No te valoras lo suficiente y no haces más que darle vueltas una y otra vez con frases como "Yo no soy suficientemente bueno para esto", "Seguro que si subo a dar esta ponencia hay alguien que sabe más que yo y me humilla en público".

Esto te lleva a una negatividad que desemboca en dejar de hacer cosas.

En mi caso concreto, tuve una racha buena a primeros de año:

Y entonces, todo se fue atascando:

Referencias: